1 de 10 | El Acuario de Georgia, en Atlanta, dijo que sus nutrias asiáticas de garras pequeñas dieron positivo por covid-19. El acuario sospecha que las nutrias se contagiaron de un miembro asintomático del personal. 2 de 10 | En California, el Zoológico de San Diego reportó en enero que al menos dos de sus gorilas habían dado positivo por covid-19. Son los primeros casos reportados en grandes simios. 3 de 10 | Un leopardo de las nieves dio positivo por covid-19 en diciembre en el Zoológico de Louisville, en EE.UU. Es probable que se haya infectado por el contacto con un miembro del personal asintomático “a pesar de las precauciones tomadas por el zoológico”, dijeron las autoridades de sanidad animal. 4 de 10 | Las autoridades españolas ordenaron sacrificar a casi 100.000 visones después de un brote en una granja, donde los animales son criados para usar su pelaje, luego de que varios de ellos dieron positivo por el nuevo coronavirus. Los visones se suman a la lista de animales que han dado positivo por covid-19, la enfermedad que en el mundo ha infectado a más de 13 millones y ha dejado más de medio millón de muertes. Mira en esta galería otros animales que han dado positivo por el virus y lo que sabemos de estas infecciones. 5 de 10 | El 22 de abril se reportó que dos gatos en Nueva York estaban infectados con el nuevo coronavirus, anunciaron funcionarios federales. Ambos tenían síntomas respiratorios leves. Fueron las primeras mascotas en EE.UU. en dar positivo, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Imagen de archivo. 6 de 10 | Tigres: también en abril se reportó el primer caso de un tigre positivo por covid-19. Se trataba de un tigre en el zoológico del Bronx, Nueva York. Luego, otros siete grandes felinos se contagiaron, según informó la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre. 7 de 10 | Este pug llamado Winston pudo haber sido el primer perro en Estados Unidos en dar positivo por coronavirus, según investigadores. El perro se sometió a una prueba como parte del estudio en el que participó su familia, que había tenido la enfermedad. 8 de 10 | Los hurones también puede contagiarse. Un estudio encontró que los hurones también eran replicadores “eficientes” del virus, lo que significa que el virus puede crecer y reproducirse fácilmente en sus cuerpos largos y resbaladizos. “El SARS-CoV-2 puede replicarse en el tracto respiratorio superior de los hurones hasta por ocho días, sin causar una enfermedad grave o la muerte”, dijo el estudio. El estudio no consideró un marco de tiempo más largo. 9 de 10 | Imagen de archivo. 2 perros en Hong Kong y un gato en Bélgica también dieron positivos en abril., pero la Asociación Americana de Medicina Veterinaria dio un parte de tranquilidad en su sitio web: “Expertos en enfermedades infecciosas y varias organizaciones internacionales y nacionales de salud humana y animal están de acuerdo en que no hay evidencia en este momento indican que las mascotas transmiten covid-19 a otros animales, incluidas las personas”. 10 de 10 | Las mascotas podrían no infectar a las personas con coronavirus, pero los dueños de mascotas deben proteger a los gatos, perros y otros animales de compañía, advirtió la Administración de Medicinas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés). “Aunque no parece que los animales puedan contagiarte el virus, parece que puedes contagiarlos a ellos. Así que si estás enfermo, evita el contacto directo con tus mascotas. Si es posible, haz que alguien más los cuide hasta que estés sano de nuevo”, dice la FDA en un video.

(CNN) — Científicos han descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2 se propaga entre los ciervos de cola blanca y otros animales salvajes en Estados Unidos.

Las personas son la fuente probable, pero eso no significa que el virus no pueda evolucionar entre estos animales y luego volver a los humanos, y los investigadores están preocupados por lo que significa esta propagación para el riesgo de pandemias futuras.

Hay pocas dudas de que el SARS-Cov-2, el virus que causó la pandemia en curso, provino de un animal, casi con certeza un murciélago. Y la opinión científica predominante es que existe un huésped intermedio, un animal de algún tipo, que fue infectado por un murciélago o murciélagos y luego infectó a las personas.

También está claro que las personas pueden infectar a los animales. Las mascotas como los gatos, los animales de zoológico como gorilas y leopardos de las nieves y los visones de granja pueden infectarse. Se han informado varios casos, y la evidencia de cambios en los virus que infectan al visón ha llevado a sacrificios masivos de esos animales en granjas.

La última especie de animales de vida silvestre en captar la atención de los biólogos son los venados cola blanca. No es de extrañar que los ciervos de granja contraigan el virus de las personas. Cualquier visitante de una granja de ciervos sabe que los animales se comportan como cabras, metiendo sus narices mojadas en los bolsillos, manos y rostros de los visitantes o cuidadores humanos mientras claman por comida y golosinas, dejándolos expuestos a la infección.

publicidad

¿Pero cómo se contagian los ciervos salvajes?

Propagación de coronavirus entre ciervos

“Si alguien muerde una manzana y la arroja o incluso si estornudó en un pañuelo de papel y lo dejo caer (crea el contagio)”, especuló la Dra. Suresh Kuchipudi del Laboratorio de Diagnóstico Animal de la Universidad Estatal de Pensilvania, quien ayudó a dirigir un estudio publicado a principios de este mes, que encontró que un tercio de los ciervos a los que se le hicieron pruebas en Iowa entre septiembre de 2020 y enero de 2021 mostró evidencia de infección por covid-19.

Se ha descubierto que las aguas residuales son portadoras del virus, por lo que el agua contaminada podría ser una fuente, agregó, o que las personas escupieran o contaminen el medio ambiente de otras formas. Por lo tanto, los ciervos pueden contagiar el virus entre sí.

“Ten en cuenta que estos son animales altamente susceptibles, aunque no se sabe cuánto virus necesitan para infectarse”, le dijo Kuchipudi a CNN. “Surge una pregunta urgente: sabemos que los ciervos están transmitiendo virus entre ellos de manera efectiva, y entonces, ¿a quién se lo están transmitiendo?”.

También es posible que otra especie contraiga el virus de las personas e infecte a los ciervos.

“No sabemos qué está pasando en nuestro propio país y necesitamos averiguarlo”, dijo Hon Ip del Servicio Geológico de Estados Unidos en Wisconsin.

Puntos críticos virales entre los roedores

Ip y sus colegas hicieron pruebas en animales que encontraron alrededor de una granja de visones que fue el sitio de un brote en Utah y descubrieron que zorrillos, ratones y otros animales eran susceptibles a una variedad de coronavirus.

Originalmente estaban preocupados de que el visón, que contrajo el virus que causa el covid-19 en las personas, pudiera infectar la vida silvestre local. No encontraron indicios de eso. “Fue una sorpresa muy agradable”, dijo Ip a CNN.

Pero los ratones, mapaches, zorrillos y otros animales portaban una carga de otros coronavirus. “La cantidad de coronavirus y la diversidad fue una sorpresa”, dijo Ip.

“Nuestros hallazgos indican una prevalencia inesperadamente alta de coronavirus entre los animales domésticos y salvajes a los que se les hicieron pruebas en granjas de visones y plantean la posibilidad de que estas operaciones puedan ser puntos críticos potenciales para la futura propagación viral transespecífica y la aparición de nuevos coronavirus pandémicos”, escribieron en un informe publicado en la revista Viruses en octubre.

Investigadores como Ip y Kuchipudi dicen que se necesitan muchos más estudios como este.

Kuchipudi y sus colegas llevaron a cabo su estudio después de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos publicara una investigación en julio que encontró que el 40% de los ciervos examinados en cuatro estados tenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2, evidencia de que habían sido infectados.

Hay varias razones por las que los científicos no quieren que un virus como el que causa el covid-19 infecte a los animales. Por un lado, crea lo que se conoce como reservorio, de modo que incluso en el improbable caso de que todos se vacunen y el virus deje de circular entre las personas, aún circularía entre los animales y podría volver a infectar a las personas con el tiempo.

Sin embargo, es más probable el riesgo de que pueda cambiar y evolucionar. Eso puede suceder de dos formas.

Uno es la adaptación constante. A medida que infecta a diferentes especies, el virus cambiará para adaptarse mejor a esas especies y eso podría hacerlo más o menos peligroso para los humanos.

Otra ruta para el cambio: los virus pueden tomar atajos intercambiando grandes trozos de material genético en un proceso llamado recombinación. La influenza es especialmente buena en esto, pero los coronavirus también pueden hacerlo. Si un animal está infectado con más de un coronavirus a la vez, los dos tipos pueden mezclar y combinar genes y potencialmente presentar nuevas variantes.

“La recombinación es uno de los principales mecanismos para la evolución del coronavirus”, dijo Ip. Entonces, si los animales ya son portadores de sus propias variedades de coronavirus, y las personas los están infectando con cepas que causan pandemias entre los humanos, existe la posibilidad de que estos virus infecten a los animales al mismo tiempo, intercambien material genético y den lugar a nuevos virus. Especies virales pandémicas.

Mascotas y covid-19, ¿hay riesgo de contagio? 0:36

Orígenes de la pandemia

“Esto plantea preguntas muy urgentes sobre la trayectoria de esta pandemia”, dijo Kuchipudi.

Si hay animales como el ciervo de cola blanca que se infectan con el SARS-CoV-2 con tanta facilidad y se transmiten el virus entre ellos con tanta facilidad, eso es una señal de alerta.

Eso significa que se necesita una vigilancia mucho mejor para ver qué otros animales podrían estar siendo infectados por personas o por otros animales, y qué amenaza podrían representar para otros animales y para las personas.

“Necesitamos estar preparados para cualquier variante que pueda surgir”, dijo.

Además, dijo Ip, se necesita vigilancia para saber qué coronavirus viven en animales que podrían ser la fuente de la próxima pandemia, no solo entre murciélagos en cuevas remotas en el sudeste asiático, sino quizás entre ratones, ciervos o mapaches en los patios traseros del Medio Oeste de Estados Unidos.

Y la gente debe recordar que los seres humanos son la principal fuente de propagación del virus. Incluso si el covid-19 originalmente provenía de animales, los humanos son las especies que lo han amplificado y propagado.

Y hay una respuesta a esa extensión.

“Las tasas de vacunación no son uniformes en todo el mundo”, dijo Kuchipudi. “Mientras haya seres humanos susceptibles, damos oportunidades para que el virus circule y cambie. Es necesario que se realicen esfuerzos más concertados para vacunar a la mayor cantidad de personas posible para que al menos podamos minimizar la transmisión entre los seres humanos”.