El colesterol es necesario para el correcto funcionamiento del organismo para producir hormonas, vitamina D y sustancias que ayudarán al óptimo desarrollo del cuerpo. Sin embargo, malos hábitos en la ingesta de alimentos y nula actividad física pondrán en riesgo nuestra salud a través del colesterol malo o LDL. Es por eso que hoy te contaremos sobre las bebidas que aumentan los niveles de colesterol sin que te des cuenta.

El primer grupo de bebidas que pondrán en riesgo al colesterol son los refrescos y bebidas azucaradas. Esto se debe a que por más mínima que sea la ingesta diaria de gaseosas en lata o jugos industriales, el azúcar causará que los niveles de colesterol alto se eleven considerablemente. Por lo tanto, especialistas sugieren disminuir el consumo de estas bebidas artificiales.

Otra de las bebidas que generarán colesterol malo son aquellas que tomamos a diario: el café. Es un hábito tomarlo para calentar el cuerpo en temporadas frías o para mantenerse despierto durante maratónicas jornadas de trabajo o estudio. Aunque, lamentablemente para los fanáticos de la cafeína, algunos tipos de café aumentarán el nivel de colesterol, especialmente los expresos, hervidos y descafeinados

Los batidos constituyen el grupo de bebidas más consumidas por niños y jóvenes, debido a su variedad de sabores y sus llamativos colores. Sin embargo su ingesta atentará frente a los niveles de colesterol debido a sus contenidos de grasas saturadas que incrementará el colesterol malo en la sangre y disminuirá el HDL. La base de esto radica en una investigación realizada por la Facultad de Medicina de la Universidad de Augusta, en donde se demostró que tomar un batido grande elaborado con leche entera, crema batida y helado contenía 80 gramos de grasa, incrementando el colesterol, triglicéridos y ácidos grasos.

Foto: Pixabay

Finalmente, el consumo frecuente y cotidiano de bebidas alcohólicas aumentará el colesterol malo y los triglicéridos. En consecuencia, y hasta de forma ocasional, el tequila o la cerveza, por ejemplo, podrán atentar contra el colesterol y la proporción de grasas en la sangre. Más aún cuando las bebidas son acompañadas de jugos azucarados.