La pandemia de Sars-CoV-2 ha matado a más de 5.1 millones de personas en todo el mundo desde que el virus fue detectado por primera vez en China en diciembre de 2019, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. EEUU es el país con más fallecidos con más de 768,000, seguido de Brasil, India y México.