Trabajadores sepultan a un hombre que murió de covid-19 en Ecatepec (Estado de México). Nayeli Cruz

La covid-19 fue la segunda causa de muerte en México durante 2020. Así lo ha revelado este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en un informe preliminar. La cifra de 201.163 defunciones que reporta el organismo es un 35% mayor que el número revisado por la Secretaría de Salud, que informó de 148.629 ocurridas el año pasado. Ambos datos son correctos y parten esencialmente de la misma fuente de información. La diferencia se explica porque el dato de las autoridades sanitarias solo consideraba los decesos en hospitales, mientras que el Inegi incluye los fallecimientos por covid en otros lugares. De hecho, la Secretaría de Salud ya había informado de prácticamente el mismo número en sus estadísticas sobre exceso de mortalidad, que incluye las muertes no hospitalarias asociadas al virus. Lo relevante es que la nueva información confirma esas estimaciones y da un panorama más completo del impacto de la pandemia en el país, a la espera del informe completo que saldrá en octubre.

La fotografía fija que ha tomado el Inegi revela que el covid provocó más fallecimientos en hombres, con un 64% de los decesos totales, que en mujeres. El coronavirus fue la principal causa de muerte en hombres: 129.329 murieron de covid-19. En cambio, 71.829 mujeres fallecieron tras contraer el virus, el tercer motivo más recurrente en este caso. Por grupos de edad, los números dan cuenta de que el covid fue la principal causa de muerte en toda la franja que va de los 35 a los 64 años. En los mayores de 65 años, solo las enfermedades cardíacas se cobraron más muertes que el coronavirus. De cualquier forma, el virus está entre las primeras 10 causas para todos los grupos etarios, incluso para los menores de edad.

Defunciones registradas por covid-19 en México durante 2020 por grupo de edad. INEGI

El informe también refleja en cifras cómo afectó la epidemia a cada Estado. Ciudad de México, que ha sido la zona más afectada por la crisis sanitaria en términos de casos y defunciones, sobre todo por su número de habitantes y su densidad poblacional, tuvo 32 muertes por covid por cada 10.000 habitantes, más que cualquier otra entidad. Le siguen Baja California, el Estado de México y Sonora: los tres con 21 decesos por cada 10.000 habitantes. Los Estados norteños de Coahuila y Chihuahua tienen una tasa de 20 defunciones por cada 10.000 habitantes. El promedio nacional es de 16 fallecimientos por cada 10.000 habitantes. Chiapas, Oaxaca y Michoacán fueron las regiones con las cifras más bajas.

Las enfermedades del corazón fueron la principal causa de muerte el año pasado. La diabetes, un padecimiento que tiene a México entre los países más afectados del mundo, ocupa el tercer puesto. Los tumores malignos y la influenza y la neumonía completan los primeros cinco lugares. La pandemia representó una carga pesada para el sistema de salud del país, volcado a responder a la crisis sanitaria en detrimento de otras enfermedades. En 2019, por ejemplo, 156.041 personas murieron por problemas cardíacos y un año más tarde fueron 218.885, un 40% más. La diabetes también vio un incremento considerable: en 2019 fallecieron 104.354 personas y en 2020 subió a 151.214, un 44% más.

Defunciones por covid-19 en México por semana epidemiológica. INEGI

El año pasado se esperaban 749.500 defunciones, pero hubo 1.075.779, lo que arroja un exceso de mortalidad de más del 43%. “La pandemia ocasionada por la covid-19 tuvo un efecto en el incremento de la mortalidad en general”, se lee en la publicación del Inegi. Los datos de exceso de mortalidad señalan que murieron más personas de lo que se esperaba entre enfermos del corazón (casi un 39%), diabetes (casi un 36%) e influenza y neumonía (casi un 82%).

Los datos del Inegi para 2020 llegan en un momento en el que México vive un nuevo repunte del coronavirus, la llamada tercera ola. En la última jornada, el país registró más de 19.000 casos confirmados, otro récord en comparación con la incidencia de las últimas semanas. Los especialistas estiman que el pico de contagios llegará a mediados de agosto. El avance en la vacunación, sin embargo, ha permitido bajar la letalidad del coronavirus ―el porcentaje de las personas que mueren tras enfermarse de covid― a menos del 2%, comparado con el 22% que se llegó a registrar durante la primera ola, en los primeros meses de la epidemia. El exhorto de las autoridades es no bajar la guardia, sobre todo entre la población joven y la que no se ha vacunado, los principales afectados por la aparición de la variante Delta, una versión más contagiosa del virus que la original.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país