Paulina Rubio celebra su cumpleaños 50 y más de cuatro décadas de carrera. Desde los nueve años debutó como una estrella gracias a la agrupación infantil Timbiriche. No sólo ha sido su talento lo que ha dado de qué hablar, sino también las polémicas personales y legales en las que ha estado involucrada.

Paulina Susana Rubio Dosamantes, también conocida como La Chica Dorada nació un 17 de junio de 1971 en la Ciudad de México, es hija de la actriz Susana Dosamantes y del abogado español Enrique Rubio, quien falleció en 2011.

Desde pequeña ha estado involucrada en el medio gracias a su mamá y tuvo una formación integral con clases de danza, actuación, pintura y canto en el Centro de Educación Artística (CEA), posteriormente comenzó a formar parte de Timbiriche, lo que la catapultó a la fama.

El triángulo amoroso: Paulina Rubio, Alejandra Guzmán y Erick Rubín

Una relación que nació de la amistad fue la de Paulina y Erick, ésta comenzó cuando los dos aún formaban parte de Timbiriche, aunque oficialmente no fueron una pareja, el cariño que había entre ambos los delataba.

Como Paulina tenía novio en ese entonces, Rubín comenzó a salir con Alejandra Guzmán lo cual molestó a la Chica Dorada y ambas lanzaron canciones a modo de indirectas con las que declaraban su amor al cantante, éstas fueron “Mío” por parte de Paulina y “Hey Güera” por parte de La Guzmán.

La batalla legal contra Colate

En 2007, Paulina contrajo nupcias con el empresario español Nicolás Vallejo-Nágera, de esta relación nació su primer hijo Andrea Nicolás Vallejo Rubio, sin embargo, en 2012 anunciaron su divorcio aduciendo diferencias irreconciliables.

En 2007, Paulina contrajo nupcias con el empresario español Nicolás Vallejo-Nágera, de esta relación nació su primer hijo Andrea Nicolás Vallejo Rubio (Foto: EUROPA PRESS)

El proceso de divorcio fue ampliamente cubierto por los medios durante casi dos años, entre demandas, contrademandas por la división de bienes, citas en los tribunales y la pelea por la custodia legal de su hijo.

Extraño comportamiento durante transmisión en vivo

Durante una convivencia con sus fans en su cuenta de Instagram, la intérprete de “Ni una sola palabra” mostró un comportamiento anormal, se le olvidaban las palabras, las pronunciaba de forma errónea e incluso, aprovechó para mandarle saludos a Thalía.

El video se hizo tendencia, pues muchos aseguraron que estaba bajo la influencia del alcohol o incluso de las drogas, ya que se equivocó al cantar uno de sus más grandes éxitos.

Demanda de 50,000 dólares contra la Chica Dorada

El empresario David Alvarado demandó a la cantante por incumplir un arreglo verbal, pues de acuerdo con los documentos obtenidos por “Ventaneando”, la cantante fue demandada en el condado de Miami-Dade por un pago de mínimo USD 30,000. En esta denuncia, Alvarado aseguró que a través de un acuerdo verbal, la cantante lo contrató a él y a su agencia de consultoría en mayo de 2019.

La cantante mexicana Paulina Rubio. (Foto: EFE/Ramón de la Rocha/Archivo)

En el documento señala que “la Chica Dorada” pedía que a través de la agencia, Alvarado manejara la carrera de la intérprete, la asesorara en su gira de ese año y que le asistiera en las negociaciones de una película biográfica que pactó con la empresa Live Nation Entertainment. Además, Rubio pidió que Alvarado trabajara para ella exclusivamente.

Rubio dio positivo al consumo de cannabis

En mayo de 2020, la intérprete mexicana se practicó voluntariamente una prueba toxicológica, tras concluir el primer encuentro con su ex pareja en la Corte y en el que fue acusada de usar drogas.

Los resultados fueron presentados por el abogado de Rubio en esta nueva reunión y recalcó que sí dieron positivo al consumo de THC, una sustancia hallada en la marihuana; pero aunque este diagnóstico podría parecer negativo, en realidad fueron tomados de manera favorable por la defensa del empresario español y las propias autoridades norteamericanas.

Gracias a una prueba de nueve sustancias distintas se supo que la cantante no ha tenido contacto con ninguna materia ilegal, excepto con el THC, el cual consumió en febrero durante una actuación en California, estado norteamericano donde sí permite su uso.

Esta conducta fue tomada de buena manera por “Colate”, quien no cuestionó el manejo de la prueba y se mostró más tranquilo a que su hijo no esté expuesto a ninguna droga.

SEGUIR LEYENDO: