23.1 C
Monterrey
jueves 18 abril, 2024

El Reloj del Juicio Final

Publicado el

spot_img

La crisis climática, el peligro potencial de la inteligencia artificial, la amenaza del uso de armas nucleares en las guerras, como la de Ucrania, o los esfuerzos de China, Rusia y EU para modernizar sus arsenales nucleares, nos acercan cada vez más al probable fin del mundo. Así lo pronostica el Reloj del Juicio Final, creado por científicos, la cuenta atrás ya ha comenzado

EFE REPORTAJES. – Y fue así, ya que en 1945 la carrera internacional por el armamento nuclear vivió su episodio más oscuro con el lanzamiento por parte de Estados Unidos de las bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

Entonces, un grupo de científicos del Proyecto Manhattan, entre ellos Albert Einstein y otros doce premios Nobel, comenzó a publicar una revista sobre los retos del apocalipsis ante la amenaza nuclear.

Dos años después se activaba el simbólico, pero agónico reloj, al que desde 2007 se añadió en sus valoraciones el deterioro del planeta debido al calentamiento global, la crisis climática y la falta de acción por parte de las potencias.

COMIENZA LA CUENTA ATRÁS

En el momento de su creación el reloj se situó a las 23.53 horas, es decir, a siete minutos de la medianoche, la hora que de forma metafórica se estableció como letal o apocalíptica.

Desde entonces, el minutero del reloj se ha ido alejando o acercando de las 00.00 en función de las decisiones adoptadas por los políticos del mundo en cuanto al aumento o disminución del riesgo para la humanidad.

El momento en el que más lejos se encontró la aguja de la medianoche fue en 1991, tras la caída del muro de Berlín y el fin oficializado de la Guerra Fría, en que las manecillas del reloj retrocedieron hasta los 17 minutos de margen. Un registro que no se ha recuperado jamás.

Por contra, el momento más próximo al fin se ha situado recientemente. Ha sido en enero de 2024, cuando el planeta quedó, por segundo año consecutivo, a tan solo 90 segundos de la medianoche. En esta ocasión se incluyó en las valoraciones temporales la guerra de Rusia contra Ucrania, la crisis climática o la posibilidad de otras pandemias, como la Covid-19.

Imagen de archivo de reporteros gráficos captando el “Reloj del Juicio Final” (Doomsday Clock), ajustado por un grupo de científicos atómicos de EE. UU. 30 segundos hasta colocar la manecilla a las 23.58 horas, un gesto que muestra un aumento de la posibilidades de que la humanidad alcance su destrucción total, en el National Press Club de Washington, DC, Estados Unidos, el 25 de enero de 2018. EFE/Jim Lo Scalzo

MÁS CERCA DEL PUNTO FINAL.

Desde que en 1949 la Unión Soviética realizó su primer ensayo nuclear, el reloj no ha dejado de moverse hacia el punto final.

Desde entonces el minutero se ha ajustado en más de veinte ocasiones, con márgenes de 17 minutos a 90 segundos, según los diversos avatares de la proliferación nuclear.

Así, en enero de 2007, por cuarta vez desde la Guerra Fría, los científicos atómicos adelantaban el reloj a las 23.55, a cinco minutos de la hecatombe, por las “crecientes preocupaciones sobre una Segunda Era Nuclear marcada por graves amenazas”, decían entonces en el comunicado los expertos, que alertaban a su vez de que “los peligros que plantea el cambio climático son casi tan graves como los de las armas nucleares”.

Y no han disminuido los malos momentos en que las manecillas del reloj se han movido peligrosamente.

El Reloj del Juicio Final, (Doomsday Clock, en inglés), también conocido como Reloj del Apocalipsis, es una herramienta simbólica, creada en 1947 por los miembros de la junta directiva del Boletín de los Científicos Atómicos para visualizar los riesgos que afronta el mundo ante las amenazas nucleares. Foto cedida por la web oficial del Doomsday Clock

VUELTA A UN HORARIO DEL SIGLO XX.

En 2018 el reloj volvía por primera vez a horarios del siglo pasado al quedar ajustado a dos minutos de la medianoche. La razón, la retórica arrogante del mandatario estadounidense, Donald Trump, y el cruce de amenazas entre Corea del Norte y su país.

Precisamente en 2017, tras el triunfo de Trump en las elecciones presidenciales, los científicos, que siempre movían las manecillas del reloj mediante minutos completos, decidieron, por sorpresa, ajustar el reloj 30 segundos y colocarlo a dos minutos y medio de las 00:00.

Y el tic-tac, sigue así “ajustado” con esa fórmula desde entonces, pero siempre avocados al supuesto fin, y no tan lejos de enero de 2020, cuando el Boletín de Científicos Atómicos situaba el reloj en 23:58:20 y advertía que la seguridad internacional era en ese momento más peligrosa que nunca.

“La humanidad continúa afrontando dos peligros existenciales simultáneos: la guerra nuclear y el cambio climático, que se ven agravados por un multiplicador de amenazas, una guerra de información cibernética, que socava la capacidad de respuesta de la sociedad”, decía entonces el comunicado.

En la actualidad, los expertos advierten de que la seguridad internacional está al mismo nivel de alarma que en “los peores momentos de la Guerra Fría”, cuando parecía que la amenaza nuclear precipitaba el mundo al abismo. En la imagen, un soldado ruso cerca de la ciudad ucraniana de Donetsk. EFE/EPA/ALESSANDRO GUERRA

NOS QUEDAMOS SIN TIEMPO.

“Nos quedamos sin tiempo y llega una década crítica para afrontarlo”, decía ya en 2019 la química atmosférica estadounidense Susan Solomon y lo hacía dos años antes del último ajuste de enero de 2024, a tan sólo a 90 segundos para encarar el hipotético desastre.

En la actualidad, los expertos advierten de que la seguridad internacional está al mismo nivel de alarma que en “los peores momentos de la Guerra Fría”, cuando parecía que la amenaza nuclear precipitaba el mundo al abismo. A eso se llamó “la nueva anormalidad”, y se definió como un escenario “en constante cambio, donde se cocinan los conflictos a fuego lento” y se multiplican las posibilidades de que estallen contiendas militares.

“Nos gustaría muchísimo retrasar el reloj, pero tenemos que responder a lo que está sucediendo en el mundo”, explicaba en enero de 2023 a EFE el físico Daniel Holz, copresidente de la junta que cada año decide la posición de las manecillas, que precisaba “si uno se fija en lo que está sucediendo en Ucrania, los desastres climáticos… es muy difícil decir que las cosas están mejorando”.

Por M. Ángeles Martínez

Comparte Twitter

Facebook

Ultimas Notas

Detienen a mujer en Brasil por llevar un cadáver en silla de ruedas e intentar retirar 54 mil pesos

Una mujer fue llevada a la comisaría después de llevar un cadáver en silla...

CELAC sancionaría a Ecuador por asalto a Embajada de México

Los presidentes latinoamericanos condenaron los actos contra la sede diplomática mexicana para capturar al...

Atentado contra Ciro: los 7 hombres imputados piden juicio abreviado para obtener pena mínima

Comparta este artículo El Periodista Ciro Gómez Leyva informó que la audiencia intermedia que se...

AMLO acusa a administradoras de Afores de ‘campaña de mentiras’ vs. reforma a Pensiones del Bienestar

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabeza su conferencia ‘mañanera’ de este miércoles 17...

Más Noticias en n24

Así es Spirit, el robot cuadrúpedo que está siendo entrenado para explorar los planetas | Video

Científicos prueban el robot cuadrúpedo Spirit en el Monte Hood, Oregon, donde simulan condiciones...

YouTube da otro golpe a las apps que eliminan anuncios y hace una advertencia a los usuarios

Igual que muchas aplicaciones y servicios, YouTube genera ingresos gracias, en gran medida, a...

Hot Sale 2024 ya tiene fecha: ¿Cuándo serán las ofertas, descuentos y precios especiales?

Los periodos de ventas especiales se han convertido en una tradición para todos los...