Hasta hace poco, las investigaciones habían señalado que una dieta alta en carnes rojas puede elevar los niveles de colesterol malo (LDL), por lo que para bajar los niveles de colesterol se recomendaba reducir este tipo de proteína y elegir por ejemplo, carnes blancas como las de aves, pero una reciente investigación sugiere que éstas también podrían aumentar los niveles de colesterol.

La investigación publicada en The American Journal of Clinical Nutrition el pasado 4 de junio de 2019, señala que “basados ??en los efectos de los lípidos y las lipoproteínas, no proporcionan evidencia para elegir la carne blanca sobre la roja para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares”, por lo que para bajar los niveles de colesterol se debería optar por una fuente de proteína vegetal.

En el estudio, los investigadores asignaron al azar a 113 adultos sanos, de entre 21 a 65 años, quienes debieron seguir una dieta de cuatro semanas con altos niveles de carnes rojas, carnes blancas (pollo y pavo) o proteínas de origen vegetal (como nueces, cereales integrales, productos de soya y legumbres) y en el resultado sólo los vegetales redujeron sus niveles de LDL.

La carne blanca y los niveles de colesterol

Durante el estudio, los investigadores observaron que como se había previsto, en el grupo que llevaba una dieta rica en carnes rojas aumentaron los niveles de colesterol LDL, aunque también determinaron que tuvieron el mismo efecto en quienes llevaban una dieta con aves de corral, que también presentaron un aumento por igual en sus cantidades de colesterol LDL.

En comparación, el grupo de personas que comía una dieta basada en proteínas vegetales redujeron sus niveles de colesterol LDL en aproximadamente 7%. En este caso, los investigadores consideraron que los fitoesteroles de la dieta, sustancias químicas vegetales, podían valorarse como la razón más probable para reducir los niveles de colesterol.

Cabe destacar que el estudio no se diseñó para probar los efectos de los pescados y mariscos, que fueron excluidos de todas las dietas, y que pueden ser considerados carnes blancas. Asimismo, en la investigación se descartó el uso de embutidos o carnes procesadas y se utilizó carne de vacuno alimentada con granos en lugar de pasto, dado que es la que se vende mayormente en el mercado comercial.

Los resultados de este estudio señalan que reducir el consumo de carnes rojas y carne blanca (ave de corral) podría ayudarte a mejorar tus niveles de colesterol LDL, aunque también es importante considerar la opinión de tu médico.