Un estudio realizado por autoridades sanitarias de Estados Unidos reveló presencia del COVID-19 en el país desde diciembre de 2019. Foto: Reuters.

Una investigación realizada por institutos locales de Salud de Estados Unidos reveló que el coronavirus (COVID-19) estaba presente en ese país, al menos, desde diciembre de 2019, misma época en que se reportaron los primeros casos en Wuhan, capital de Hubei, en China.

Al menos siete personas en cinco entidades de Estados Unidos ya estaban infectadas de COVID-19 desde antes que se declarara la emergencia sanitaria

Las personas involucradas en la investigación, que dieron positivo a COVID-19, habrían estado expuestas al virus al menos varias semanas antes de que se tomaran la muestra: los anticuerpos aparecen hasta aproximadamente dos semanas después de la infección, según especialistas.

Estados Unidos, desconcertado

Los casos positivos en 2019 se reportaron en:

Illinois (3)

Wisconsin (1)

Mississippi (1)

Pensilvania (1)

Massachusetts (1)

Los ciudadanos positivos a COVID-19 formaron parte de un estudio de más de 24 mil muestras tomadas para una investigación de los institutos locales de Salud, entre el 2 de enero y el 18 de marzo de 2020. De los siete casos en Estados Unidos, tres eran de Illinois, donde se informó el primer caso el 24 de enero.

Alguna entidad del Gobierno pudo haber escondido información

Los cuatro estados restantes tenían un caso COVID-19 desde 2019. Los datos sugieren que el virus estaba en las entidades de Estados Unidos, lejos de los puntos críticos y las áreas iniciales que se consideraban sus puntos de entrada al país. La comunidad científica está desconcertada y a la expectativa.

Micheal Breen, director de Enfermedades Infecciosas y Oftalmología de GlobalData, dijo en entrevista:

“La investigación sugiere que una implementación rápida y generalizada de pruebas, pudo habernos permitido darnos cuenta de que la propagación del COVID-19 fue peor de lo que pensamos inicialmente en Estados Unidos, influyendo en nuestro nivel de respuesta en 2019”.

Estados Unidos ha informado, hasta ahora, de 33.6 millones de casos de la enfermedad. Foto: Reuters.

Los datos respaldan un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que sugirió que el COVID-19 circuló en Estados Unidos mucho antes de que se diagnosticara el primer caso. La pregunta es cómo nadie se percató de ello en 2019.