Un nuevo estudio publicado en ‘ESC Heart Failure’, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología’, afirma que un gran número de casos de cardiopatía coronaria que se producen en la actualidad podrían evitarse mediante la prevención de la falta de hierro.

PUBLICIDAD

Este estudio ha sido realizado por el Centro Universitario de Corazón y Vasculatura de Hamburgo (Alemani). Así, su principal autor, el doctor Benedikt Schrage explica que «se trata de un estudio observacional y no podemos concluir que la carencia de hierro sea la causa de las cardiopatías. Pero cada vez hay más pruebas de que existe una relación y estos hallazgos sientan las bases para nuevas investigaciones que confirmen los resultados».

Ya en investigaciones anteriores se observaron como pacientes con enfermedades cardiovasculares que tenían falta de hierro ofrecían peores resultados, tales como las hospitalizaciones y la muerte.

PUBLICIDAD

Elaboración del estudio

Concretamente, el estudio que nos atañe partía con el objetivo de saber si la falta de hierro y el riesgo de enfermedad cardiovascular se observa en la población general.

Así, la investigación contó con la participación de 12.164 individuos de tres cohortes europeas. La edad media comprendida entre todos ellos era de 59 años y además, el 55% eran mujeres.

En una fase inicial, los investigadores analizaron diferentes factores de riesgo cardiovascular y comorbilidades, tales como la obesidad, tabaquismo, diabetes o colesterol. Dicha evaluación en profundidad incluía un análisis de sangre.

Además, los participantes de dividieron como deficientes de hierro o no, en función de dos definiciones. Por un lado estaban los participantes con falta de hierro absoluta y por otro aquellos con deficiencia funcional de hierro, que considera la ferritina y el hierro en circulación para su uso en el organismo.

El doctor Scharage explica que «la carencia absoluta de hierro es la forma tradicional de evaluar el estado de este mineral, pero no tiene en cuenta el hierro circulante. La definición funcional es más precisa, ya que incluye ambas medidas y detecta a quienes tienen suficientes reservas pero no las suficientes en circulación para que el organismo funcione correctamente».

Así, los investigadores procedieron a realizar un seguimiento de todos los participantes para observar cualquier incidencia de enfermedad.

En concreto, evaluaron la relación entre la falta de hierro y la enfermedad coronaria incidente, la mortalidad cardiovascular, accidente cerebrovascular y mortalidad de todas las causas. Todo ello después de ajustar los factores como el tabaquismo, edad, sexo, índice de masa corporal, colesterol, inflamación, diabetes y colesterol.

Asociación hierro y riesgo cardiovascular

Según explican los investigadores, «el 60% de los participantes tenía deficiencia absoluta de hierro y el 64% tenía deficiencia funcional de hierro. Durante una mediana de seguimiento de 13,3 años hubo 2.212 (18,2%) muertes. De ellas, un total de 573 individuos (4,7%) murieron por una causa cardiovascular. Se diagnosticaron enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares en 1.033 (8,5%) y 766 (6,3%) participantes, respectivamente».

PUBLICIDAD

Por lo tanto, la carencia funcional de este mineral se vinculó con un riesgo del 24% mayor de desarrollar una enfermedad coronaria, un 26% del aumento del riesgo de mortalidad cardiovascular y un 12% del incremento del riesgo de mortalidad por todas las causas.

Como conclusión, los autores de esta investigación aportan que «el estudio demostró que la deficiencia de hierro era altamente prevalente en esta población de mediana edad, y que casi dos tercios tenían deficiencia de hierro funcional».

Así, dichos individuos demostraron ser más propensos a tener enfermedades cardíacas; además de una mayor de probabilidad de fallecer durante los siguientes 13 años.

En definitiva, los investigadores explican que los estudios futuros al respecto deben estar enfocados a examinar esta asociación en cohortes más jóvenes y no europeas. «Si se confirman las relaciones, el siguiente paso sería un ensayo aleatorio que investigara el efecto de tratar la deficiencia de hierro en la población general», finalizan.