(Fotoarte: Infobae México)

La carrera por la presidencia en 2024 ya comenzó, y en el horizonte se dibujan algunos hombres y mujeres que podrían hacerle frente a la 4T y a sus posibles candidatos, entre los que se encuentran Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal.

Aunque en los hechos aún faltan más de tres años para que inicie el proceso electoral en el que los mexicanos elegirán a un nuevo mandatario, en el ring de la política nacional ha comenzado una lucha descarnada, derivado de la alta polarización que dejó la elección intermedia y en donde la oposición avanzó en la Ciudad de México y en la Cámara de Diputados, pero perdió 11 de las 15 gubernaturas que estaban en juego.

Es por eso que algunos políticos ya han alzado la mano para contender en las próximas elecciones, aunque otros más, aún no se destapan, pero han arreciado sus acciones y pronunciamientos en contra de la Cuarta Transformación.

Este miércoles 16 de junio, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre el tema. Aseguró que la oposición no tiene cuadros para competir en el proceso electoral de 2024, por lo que les pidió “echarle ganas”.

Durante su conferencia mañanera, López Obrador aseveró que sus adversarios “están muy menguados”, ya que no tienen personas con prestigio, ni gente honesta, íntegra y con amor al pueblo en sus filas.

Los “presidenciables” de la oposición

-Ricardo Anaya

(Foto: Captura de pantalla / Twitter @RicardoAnayaC)

El joven político panista se auto destapó para buscar la candidatura presidencial en 2024. Para ello, ha iniciado una gira a lo largo y ancho del país, en donde recorre comunidades apartadas de México con la finalidad de escuchar las demandas del pueblo.

Sus andanzas las documenta a través de videos que son transmitidos a través de sus redes sociales y desde donde critica ampliamente al gobierno de López Obrador.

Ricardo Anaya contendió en las pasadas elecciones presidenciales, quedando en segundo lugar en las preferencias electorales y en donde Andrés Manuel López Obrador arrasó con una abrumadora mayoría (53% de los votos).

-Diego Fernández de Cevallos

FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO/ARCHIVO

Se trata de un adversario de toda la vida de López Obrador. Aunque se había retirado temporalmente de la política y del ojo público, Diego Fernández de Cevallos ha regresado al escenario con fuertes bríos y con intensas críticas al gobierno del político tabasqueño.

A través de sus redes sociales, Fernández de Cevallos realiza constantes críticas al presidente, a quien el pasado 12 de mayo, retó a realizar un debate, luego de que el mandatario lo acusara de ser parte de un grupo de opositor a su gobierno, el cual recibe fondos del gobierno estadounidense.

Mediante una carta, el llamado “Jefe Diego” acusó a López Obrador de involucrarlo en “una maniobra ilegal e inmoral” para facilitar la devolución de “miles de millones de pesos de impuestos” para beneficiar a una empresa refresquera; por lo que lo retó a invitarlo a Palacio Nacional para que el mandatario le muestre las pruebas que sustenten tal acusación. De lo contrario, dijo, “resultará simplemente un difamador cobarde”.

La invitación no ha tenido lugar, por lo que el panista no ha dejado de criticar al gobierno lopezobradorista.

Ambos políticos tienen una larga historia de desencuentros, algunos de ellos, en medios de comunicación. Hace dos décadas, ocurrió un fuerte debate entre Fernández de Cevallos y López Obrador transmitido en Televisa en el año 2000, cuando el político de macuspana era opositor al gobierno de Vicente Fox.

Diego Fernández de Cevallos contendió por el PAN en las elecciones presidenciales de 1994, ante Cuauhtémoc Cárdenas por el PRD y Ernesto Zedillo por el PRI, quien resultó el ganador.

-Margarita Zavala

Foto: Infobae.

La política formada en las filas del Partido Acción Nacional (PAN) tiene una larga trayectoria, pero en los últimos años, después de que su esposo Felipe Calderón dejó la presidencia de la República, se ha posicionado en un alto perfil que la llevó, incluso, a abandonar su partido para buscar ser candidata independiente a la presidencia, en 2018.

Aunque abandonó la contienda antes de las votaciones, Margarita Zavala Gómez del Campo se reposicionó políticamente y junto a su marido, buscó crear un nuevo partido “México Libre”, pero no logró el registro.

Sin embargo, en las pasadas elecciones intermedias, Zavala Gómez del Campo contendió por la coalición “Va por México” (PAN, PRI y PRD) como diputada del Distrito 10 de la Cámara de Diputados el cual está adscrito a la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Margarita ganó la diputación, pero un caso llamó poderosamente la atención. En la casilla 4983 ubicada en Paseo de la Reforma 2233, en la colonia Bosques de las Lomas -una de la zonas de mayor adquisitivo no solo de la CDMX, sino del país- Margarita Zavala arrasó.

De los 384 vecinos de Bosques de las Lomas que estaban inscritos en el padrón electoral, el 90% acudió a votar, es decir 350. Y de ellos, 284 personas le dieron su voto a Margarita Zavala, mientras que sus contrincantes, Javier Hidalgo de Morena logró 10 votos; Salomón Chertorivski solo obtuvo uno; en tanto que los partidos Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México ganaron solo un voto cada uno.

El caso fue aprovechado por seguidores de Morena, como Epigmenio Ibarra, para atacar a la política y poner en duda su victoria, por lo que pidió investigar lo sucedido en la casilla de Bosques de las Lomas. La política se defendió y aseguró que su triunfo fue legítimo, al tiempo que resaltó que la coalición también ganó la alcaldía, por lo que pidió respetar “la voluntad ciudadana”.

Esto representa un avance en la carrera política de Zavala Gómez del Campo, quien fue diputada federal del 2004 al 2006.

-Enrique Alfaro

Foto: EFE/Francisco Guasco/ Archivo

El actual gobernador de Jalisco, que llegó a ese puesto bajo los colores de Movimiento Ciudadano (MC), ha protagonizado fuertes enfrentamientos contra el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde muy joven incursionó en la política. Luego de afiliarse al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1999 (partido bajo el cual fue regidor de Tlajomulco de Zúñiga) y renunciar a él en 2005, se afilió al Partido de la Revolución Democrática (PRD), bajo el cual fue diputado local y presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga.

El 10 de marzo de 2012 anunció su salida del PRD y cinco días después tomó protesta como candidato del partido Movimiento Ciudadano para ser candidato a gobernador de Jalisco, pero perdió las elecciones ante el candidato del PRI, Aristóteles Sandoval.

Fue hasta las elecciones de 2015, que Alfaro Ramírez ganó la gubernatura de Jalisco y desde ese momento, ha estado envuelto en la polémica.

Entre los señalamientos más fuertes en su contra se encuentran los presuntos vínculos con el narcotráfico, específicamente, con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) comandado por Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”. Diversas versiones periodísticas aseguran que el gobierno de Estados Unidos lo investiga por esos presuntos nexos.. Sin embargo, hasta el momento no se le ha podido comprobar nada.

La pandemia del COVID-19 marcó el inicio de un fuerte enfrentamiento entre el gobernador de Jalisco y la Presidencia de la República.

En marzo de 2020, cuando ya se había confirmado el primer caso de COVID-19 en el país y mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguraba que la pandemia nos nos haría nada, al tiempo que presumía unas estampitas religiosas que eran su escudo protector; Enrique Alfaro advertía que en su estado “no estarían a ciegas” e impuso medidas estrictas para contener el avance del virus.

(Foto: Facebook/@EnriqueAlfaroF)

Durante el desarrollo de la pandemia, Enrique Alfaro cuestionó la estrategia implementada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y de las cifras reportadas diariamente por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Los reproches comenzaron a subir de tono a medida de que la cifra de contagios iba en aumento, pero uno de los encontronazos más fuertes fue el ocurrido el 29 de mayo cuando el gobierno federal dio a conocer el mapa del país antes de la reapertura económica (de actividades esenciales), lo cual ocurriría el 1 de junio: todo el país aparecía en rojo, excepto Zacatecas.

El gobernador de Jalisco estalló. En reunión con sus homólogos de Coahuila, Durango, Colima, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, Alfaro cuestionó que Jalisco se encontrara en rojo cuando algunos de sus indicadores estaban en verde.

Calificó de “inaudita” la manera en que se daban este tipo de anuncios por parte del presidente de la República y lamentó que la política de la Federación sea dejar solos a los estados. A partir de ese momento, los encontronazos entre AMLO y Alfaro no pararon.

Otro de los momentos que han marcado la gubernatura de Alfaro y propició un momento tenso entre ambos gobernantes ocurrió en junio de 2020, luego de que se difundiera un video en el que se mostraba el arresto de Giovanni López, un joven albañil que fue detenido, según su familia, por no usar cubrebocas, medida que en ese momento era obligatoria en el estado para combatir la pandemia de coronavirus. Sin embargo, al día siguiente de su arresto, Giovanni fue entregado muerto a su familia y con signos de tortura.

El hecho desató violentas manifestaciones en contra del gobierno de Enrique Alfaro, quien acusó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a su partido, Morena, de estar detrás de las protestas, lo que ocasionó un enfrentamiento verbal entre ambos gobernantes.

Pero el pleito más prolongado entre Enrique Alfaro y el presidente se originó por la negativa de López Obrador de reunirse con los gobernadores que integran la llamada Alianza Federalista.

Todo se remonta al 19 de marzo del año pasado, cuando Jaime Rodríguez, gobernador independiente de Nuevo León; Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); y Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas por el Partido Acción Nacional (PAN); crearon la Coordinación Noreste COVID-19, una junta que administraría los esfuerzos para combatir la pandemia que acababa de llegar a México.

(Foto: Cuartoscuro/ Archivo)

Al manifestar una agenda política en común y, al mismo tiempo, en oposición al jefe del ejecutivo federal, decidieron fundar la Alianza Federalista en donde además de pedir más recursos e insumos para combatir al nuevo coronavirus en su estados, solicitaron la revisión del pacto fiscal debido a que consideran que las entidades del norte del país son las que más recursos aportan a la federación y no reciben lo necesario para resolver las necesidades de las entidades.

Poco a poco se fueron sumando a la Alianza otros gobernadores, que hasta el momento está integrada por 10 mandatarios estatales: Jaime Rodríguez, El Bronco, de Nuevo León (Independiente); Miguel Riquelme, Coahuila (PRI); Francisco García Cabeza de Vaca, Tamaulipas (PAN); José Rosas Aispuro, Durango (PAN; Silvano Aureoles, Michoacán (PRD); Enrique Alfaro, Jalisco (MC), José Ignacio Peralta, Colima (PRI); Diego Sinhue, Guanajuato (PAN); Javier Corral, Chihuahua (PAN) y Martín Orozco, Aguascalientes (PAN).

El tema de los recursos que los gobernadores aseguran “la federación no les ha devuelto”, ocupó un lugar importante en la discusión, pero el presidente ha asegurado que la federación no les debe nada a los gobernadores y que “si se hacen cuentas, hasta les deben” ya que en algunos casos no han pagado impuestos.

El 27 de octubre de 2020, Enrique Alfaro aseguró que le “tomaría la palabra” al presidente Andrés Manuel López Obrador, para realizar consultas ciudadanas para que la gente decida sobre la relación del estado con la federación.

Tres días después, López Obrador afirmó que la entrega de recursos a las entidades federativas está establecida por ley y “no es un capricho” del mandatario en turno, por lo que aseguró que si los estados quieren recibir más presupuesto, deberán de promover una reforma legal.

-Alejandro Moreno

(Foto: Cuartoscuro/ Archivo)

El actual presidente nacional del PRI, fue gobernador de Campeche y aunque ha enfrentado varias acusaciones sobre un presunto enriquecimiento ilícito (investigación que ya estaría realizando la Fiscalía General de la República, FGR), el priista se mantiene en la contienda, e incluso, ya fue destapado para ser el candidato de su partido a la presidencia de la República en 2024.

El pasado 17 de mayo, la diputada federal Cynthia Iliana López Castro, anunció el llamado “Movimiento AMC” ( Alejandro Moreno Cárdenas) y destapó al líder nacional priista como candidato presidencial.

Sin embargo, días después, el propio líder tricolor aseguró que su mirada estaba puesta en que el partido y la coalición “Va por México” para ganar las elecciones de 2021, por lo que no se distraía con ningún otro tema.

Pero el partido obtuvo desastrosos resultados. Perdió las 8 de las 12 gubernaturas que mantenía, por lo que ya sólo gobernará en 4 (Estado de México, Oaxaca, Coahuila e Hidalgo). Como consecuencia, se abrió un cisma dentro del PRI, toda vez que un grupo denominado “Democracia Interna” encabezado por el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, ya tenía meses pidiendo la renuncia de Moreno Cárdenas, la cual se acrecentó por la “humillante derrota” electoral.

La exigencia de dimisión se originó por la lista de candidatos a diputaciones plurinominales en la próxima Legislatura en la Cámara de Diputados. Y es que Alejandro Moreno encabezaba la lista junto con Carolina Viggiano, secretaria General del PRI, además de familiares de algunos militantes de la rancia política priista como la de José Murat, Emilio Gamboa y Jorge Carlos Ramírez Marín, por lo que la corriente encabezada por Ulises Ruiz, aseguró que el PRI se ha convertido en “un partido familiar”.

(Foto: Cortesía PRI/ Archivo)

Tras perder todas sus gubernaturas pero avanzar en el número de diputados en la Cámara baja, el PRI tomó relevancia luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, debido a que Morena tenía la mayoría simple y su gobierno seguirá enviando iniciativas que requerirán la mayoría calificada (334 legisladores) para su aprobación, por lo que podría negociar con el PRI.

De inmediato, Alejandro Moreno reaccionó. Dijo que el PRI no negociaría con el gobierno lopezobradorista, pero después matizó y señaló su partido apoyaría propuestas que beneficien al país.

“Cuando haya una iniciativa buena, una propuesta buena, una reforma buena para el país que genere empleo, que genere seguridad y oportunidades, nosotros la vamos a apoyar. (…) El construir un bloque opositor es para presentar una agenda legislativa conjunta. Eso no deja de lado que el PRI tenga agenda propia y que nosotros nos sentemos a dialogar con el presidente de la República y con el Gobierno federal. Nos convocan al diálogo, ahí estaremos con ellos para dialogar, para construir y para ver por el bien de México, eso es lo más importante. Al final del camino, nosotros platicamos con todos; diálogos en lo público con todos, acuerdos en lo oscuro, con nadie, de cara a la sociedad”.

Sin embargo, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, aseguró que el PRI no será “el Judas” frente a “una ciudadanía mexicana que optó por la pluralidad”.

Hasta el momento, Alejandro Cárdenas se mantiene como líder nacional de los priistas y podría encabezar la bancada de su partido en la próxima Legislatura en la Cámara de Diputados.

-Claudio X. González

Claudio X. González (Foto: Cuartoscuro)

Una de las agrupaciones opositoras a Andrés Manuel López Obrador es “Sí por México”, organización que el propio mandatario ha calificado como el FRENAAA 2.

De reciente creación, Sí por México está integrada por 198 organizaciones, pero las cabezas más visibles son los empresarios Claudio X. González y Gustavo de Hoyos Walther.

Claudio X. González Guajardo es abogado por la Escuela Libre de Derecho, cuenta con una maestría y un doctorado en Derecho y Diplomacia por la Fletcher School of Law and Diplomacy, en la Universidad de Tufts.

Asimismo, es activista, cofundador de varias asociaciones civiles, como Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI); Mexicanos Primero; Bécalos; así como cofundador y expresidente de Fundación Televisa.

Desde Mexicanos Primero impulsó la reforma educativa durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y elaboró el documental “De panzazo”, en donde exponen una problemática de la educación en el país.

A través de investigaciones periodísticas, su organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ha denunciado numerosos casos de corruptelas, además de que forma parte del colectivo #NoMásDerroches, que ha interpuesto amparos en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Claudio X. González se ha vuelto una de las figuras más atacadas por el presidente desde sus conferencias mañaneras en Palacio Nacional.

En fechas recientes, López Obrador acusó a Claudio X. González y a Mexicanos Contra la Corrupción, de recibir dinero por parte del gobierno de Estados Unidos con la finalidad de atacar a su administración.

SEGUIR LEYENDO: