Rocío Nahle dijo que estas centrales de autoabasto no cuentan con el permiso autorizado. (Cuartoscuro)

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, señaló en conferencia de prensa matutina este lunes, que con la reforma energética de 2013 se extendieron los permisos de autoabasto para que grandes fábricas pudieran producir su electricidad, sin embargo, han hecho mal uso de estos tipos de sociedades.

“Esto decayó en una práctica ilegal creando un mercado eléctrico paralelo, donde simularon estos permisionarios tener socios, socios de un dólar, y empezaron a vender electricidad utilizando las líneas de transmisión de la CFE e incurriendo en fraude fiscal. Esta actividad es ilegal”, dijo.

Puntualizó que, actualmente, hay registradas 239 centrales de autoabasto y, de ellas, hay 77 mil 767 consumidores.

“Estas centrales no cuentan con el permiso autorizado de suministro básico para vender electricidad. Si hay 239 centrales de autoabasto, debería de haber 273 consumidores nada más, 239 consumidores, y hay 77 mil”, alertó.

Dentro de estas centrales de autoabasto se encuentran empresas como Bimbo, Kimberly Clark, Oxxo, FEMSA, Cemex, Walmart, Alsea, entre otras más.

“Estas empresas no cubren el costo real del transporte, (al que se le llama ‘porteo’), estas empresas se interconectan en la red creando inestabilidad y pérdida de confiabilidad en el sistema y aparte captan incentivos de la CFE, entre otras cosas”, apuntó Nahle.

Entre las empresas que cuentan con más tipos de cargas en los contratos de interconexión legados se encuentran la cadena comercial Oxxo (7 mil 531 cargas), Movistar (4 mil 948), Walmart (2 mil 374), Grupo Salinas (2 mil 364), BBVA Bancomer (mil 604), Telmex (mil 413), Telcel (mil 149), 7-Eleven (mil 125), Farmacias Guadalajara (mil 068), Farmacias del Ahorro (mil 063).