fbpx
36.1 C
Monterrey
martes 27 febrero, 2024

Candidosis por C. Auris enciende los focos rojos en EE.UU.

Publicado el

spot_img

De acuerdo con un trabajo de investigación realizado por investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y publicado recientemente por la revista Annals of Internal Medicine, a partir de la pandemia de Covid-19, los casos de candidosis o candidiasis causada por el hongo Candida auris se incrementaron de manera dramática en ese país, en especial entre la población de adultos mayores.

En 2019 se registraron poco menos de 500 casos; en 2021, mil 474, lo que representó un aumento de 200%; y en 2022, 2 mil 377, lo que supuso otro aumento de 80.6%. Esto ha encendido los focos rojos en el sistema de salud estadounidense.

La candidosis es una enfermedad causada por especies de hongos unicelulares o levaduras pertenecientes al género Candida, las cuales pueden atacar, en los humanos, piel, uñas y pelo (infección superficial), pero también tejidos y órganos internos (infección sistémica).

Leer también: Candidosis: infección por hongos muy frecuente

Si es tratada oportunamente, una candidosis superficial desaparece casi siempre sin dejar rastro. Sin embargo, si el hongo llega por la respiración a los pulmones o por alguna inyección al torrente sanguíneo y a tejidos y órganos internos, se desata una septicemia. Hay casos de candidosis a nivel pulmonar, cardiaco, renal, gástrico e incluso del sistema nervioso central.

“El problema es que varias especies de Candida, incluyendo cepas de albicans, son resistentes a algunos antifúngicos. En cuanto a C. auris, se ha confirmado que algunas de sus cepas son resistentes a todos los antifúngicos que generalmente se usan para tratar una candidosis o alguna otra micosis. Así pues, las probabilidades de que una candidosis sistémica causada por este hongo sea letal resultan muy altas”, señala Laura Castañón Olivares, investigadora de la Unidad de Micología del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Sistema inmunológico debilitado

Como cualquier otro hongo del género Candida, C. auris afecta más a las personas con el sistema inmunológico debilitado: bebés prematuros, individuos con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA, por sus siglas en inglés), leucemia u otro tipo de cáncer, diabéticos descompensados, adultos mayores… De hecho, como ya se dijo, la mayoría de los recientes casos de C. auris en el vecino país del norte corresponde a personas de la tercera edad.

“Ahora bien, a diferencia de muchos hongos, como C. albicans, el principal causante de candidosis, aparentemente C. auris no es un hongo comensal que resida en las membranas mucosas de las cavidades oral y vaginal, o en el tracto gastrointestinal de los humanos. En Estados Unidos quizás haya sido aislado como contaminante de las manos de adultos mayores ingresados en hospitales, asilos o casas de reposo, o sea, no forma parte de la biota normal de su cuerpo. Por eso se ha puesto énfasis en que es necesario que tanto los adultos mayores como las personas que mantienen contacto con ellos se laven constantemente las manos”, indica Castañón Olivares.

C. auris puede alojarse en diversos tejidos de la anatomía humana; también ha sido recuperado, aunque con menos frecuencia, de objetos inertes como sábanas, ropa, picaportes, barandales, peines, guantes, superficies no porosas, etcétera.

“El contagio de una candidosis superficial se da por contacto directo con una persona infectada o un objeto contaminado con el hongo; y el de una candidosis sistémica, por vía respiratoria al aspirar aerosoles que transportan la levadura o por inoculación con agujas u objetos punzocortantes contaminados con ella. En una candidosis adquirida por inhalación, los órganos afectados primeramente son los pulmones, desde donde C. auris puede invadir el torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos del cuerpo; y en una candidosis adquirida por inoculación casi siempre aparece una septicemia.”

Cuatro linajes

C. auris fue identificado por primera vez en 2009 en Japón. Estaba en el oído de una mujer (de ahí que se le llamara auris, que significa “oído” en latín). Al principio, los investigadores pensaron que era un hongo inocuo, fácilmente tratable con los antifúngicos disponibles.

Se sabe que hay cuatro linajes a partir de los cuales se esparció a todo el mundo: el del sudeste asiático, el de Medio Oriente, el de Europa y el de Sudamérica.

“El primer caso de candidosis sistémica causada por C. auris en México se registró en 2020 en Monterrey, Nuevo León. Por fortuna, los casos reportados o publicados en nuestro país no suman, hasta la fecha, más de 40. Con todo, innumerables infecciones de tipo sistémico podrían ser causadas por C. auris, pero debido a que los cuadros clínicos que presentan no tienen características específicas, son atribuidas a otros organismos; es decir, posiblemente la infección por esta especie esté subestimada”, dice la investigadora.

De difícil identificación

Otro obstáculo que sale al paso en la lucha contra C. auris es que este hongo no puede ser identificado mediante los métodos tradicionales, sino sólo por métodos bioquímicos: asimilación de carbohidratos y agar cromogénico, y moleculares: secuenciación de proteínas (por espectrometría de masas) y de ácidos nucleicos (por genómica).

“En nuestro país, estos métodos, en particular los moleculares, no están al alcance de muchas instituciones, ni siquiera de las de tercer nivel, como los centros médicos nacionales. Inicialmente, a partir del cultivo de uno de los tejidos afectados o de una prueba serológica, se puede establecer que un paciente tiene candidosis; sin embargo, es fundamental no sólo diagnosticar la enfermedad, sino también identificar al agente etiológico, ya que no es lo mismo una candidosis por C. albicans, C. kefir o C. parapsilosis que por C. auris.”

En opinión de Castañón Olivares, hay que lavarse las manos constantemente y seguir usando el cubrebocas en lugares atestados de gente (transporte público, estadios, escuelas…), pero también en hospitales, asilos y casas de reposo, para evitar infecciones oportunistas como la causada por C. auris, entre otras.

“Habría que confirmar que la mayoría de los casos de candidiasis en México, al menos desde 2020 hasta la fecha, han sido causados por especies distintas de C. auris o, de lo contrario, que esta especie ha estado implicada en ellos. Si no encontramos este hongo en nuestros pacientes, qué bueno. Si lo encontramos, tendríamos que implementar en los hospitales métodos que permitan identificarlo y pedirle a la industria farmacéutica lleve a cabo investigaciones que conduzcan al desarrollo de antifúngicos que lo combatan con efectividad. Y así como contamos con un sistema de vigilancia epidemiológica para los virus H1N1, SARS-CoV-2 y Zika, es indispensable diseñar uno, al menos, para las infecciones por C. auris y otros hongos”, finaliza.

Leer también: OMS presenta lista de los hongos más peligrosos para los humanos; advierte falta de tratamientos

Ultimas Notas

Álvarez Máynez niega relación con Badabun; arrancará su campaña en Sonora

Jorge Álvarez Máynez aseguró no tener relación alguna con la agencia Badabun, quien registró...

Clima México, hoy 23 de febrero de 2024: Chubascos y calor

Hará calor en gran parte de México. Foto: Cuartoscuro. El pronóstico del clima para este...

Noticias del incendio en un edificio de Valencia en directo: reacciones y última hora en vivo

Al menos dos partidos de la liga del fútbol español fueron aplazados tras el...

La Mañanera de hoy 23 de febrero | “Calumniar está de moda; contestamos y se sienten ofendidos”: AMLO

Que casualidad que ahora que hay elecciones en ambos países, Tim Golden y el...

Más Noticias en n24

El cáncer de cuello uterino podría ser el primer cáncer en desaparecer en este siglo

El cáncer de cuello uterino se puede evitar mediante vacunación y también tiene tratamiento Eliminar...

Cómo preparar jarabe de cebolla que ayuda a combatir la tos de manera natural

La cebolla contiene compuestos que ayudan a disminuir la congestión y facilitan la eliminación...

El trucazo para bajar de peso de forma natural está en estos “súper alimentos”

En la constante búsqueda por opciones saludables que promuevan la pérdida de peso de...