“Cuando se atenta contra la vida de un juez se está atentando contra el Estado mexicano”, aseveró Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

junio 18, 2020 7:10 am

Redacción AN / GS

“Que no haya duda, que este es un crimen de Estado”, afirmó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, sobre el asesinato del juez federal Uriel Villegas Ortiz y de su esposa, Verónica Barajas.

“Cuando hay un crimen de Estado, todas las instituciones del Estado mexicano estaremos del mismo lado”, advirtió luego de las dos ejecuciones ocurridas el pasado martes en la casa del juzgador en Colima, a donde irrumpieron hombres armados, por lo que lo calificó como un “crimen artero”.

“Aquí no caben las diferencias, no caben las políticas, no cabe ninguna otra distracción y estaremos muy atentos de cómo se vienen desenvolviendo estas investigaciones”, refirió el ministro, luego de que la Fiscalía General de la República atrajera de inmediato la investigación del caso.

Y sostuvo que “cuando se atenta contra la vida de un juez se está atentando contra el Estado mexicano, contra el estado de derecho, contra la función jurisdiccional. Es un crimen que excede por mucho lo que de por sí es grave, la vida del ser humano, pues tiene un daño institucional muy relevante”.

Lee también: No nos detendrán las intimidaciones, sostienen Corte y CJF tras asesinato de juez

Por ello es importante que el caso se resuelva, ya que si no es así, sería una “derrota para el Estado mexicano. Si este caso no se resuelve, el estado de derecho en México quedará herido de muerte“.

Villegas Ortiz renunció a su escolta

El presidente de la SCJN negó que se le haya retirado la seguridad por un tema de austeridad en el Poder Judicial.

Al respecto, el ministro dijo que el propio Villegas Ortiz optó por renunciar a su escolta el año pasado.

Pese a que el Consejo de la Judicatura Federal le pidió que reconsiderara su decisión por los “asuntos tan delicados que llevaba”, el juez comentó que se sentía más a gusto sin protección, “que llamaba menos la atención, que no corría ningún riesgo, él estaba muy tranquilo”.

“Pensó que no tenía ningún problema porque era un juez honesto, era un juez serio, era un juez estudioso”, agregó.

“Aquí no hubo ninguna amenaza, fue sorpresivo en muchos sentidos”, añadió sobre el crimen.

Villegas Ortiz llevaba casos de narcotráfico, particularmente del Cártel Jalisco, huachicol, delincuencia organizada y lavado de dinero.

Así lo dijo:

FGR ofreció ‘todo el apoyo’

Al participar en la videoconferencia “Los ministros hablan: el Poder Judicial frente a la pandemia”, organizada por la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, Zaldívar reconoció a las autoridades del Estado mexicano por sus prontas reacciones.

Dijo que desde el primer momento, dijo, recibió el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como del gabinete de seguridad, particularmente del consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, y del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, para coadyuvar con las autoridades y “también para que revisemos lo protocolos” de los juzgadores federales”.

El ministro presidente también hizo un reconocimiento especial al titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, por tomarse “muy en serio” el tema y porque acudió con su equipo para hacerse cargo del delito cometido en Colima.

“Él (Gertz Manero) conoce la gravedad de un caso como estos y me ha ofrecido todo el apoyo, toda la seriedad y toda la acuciosidad para que se sepa la verdad y se sancione a los responsables. Le tengo confianza personal y profesional al doctor Gertz Manero, estoy seguro de que él entiende la gravedad de este hecho y estoy también cierto de que no se escatimarán esfuerzos en este sentido”, agregó.

Zaldívar agradeció al gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, quien se comunicó para ofrecer “toda la coadyuvancia del gobierno del estado en estas investigaciones”.

Así mismo, reconoció el gesto de solidaridad de la Comisión Permanente del Congreso, que el miércoles exigió el esclarecimiento del doble homicidio.