Blanca Valadez

En un mes, mil 889 trabajadores de la salud de cuatro hospitales e institutos de alta especialidad en la Ciudad de México se han infectado con covid-19, además de que estos centros enfrentan una sobrecarga laboral por un déficit de 447 plazas que fueron canceladas por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) por conclusión de contrato, informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA).

Marco Antonio García Ayala, dirigente del SNTSA, explicó a MILENIO que los mil 889 trabajadores, de acuerdo con su reporte del 15 de diciembre de 2021 al 17 enero de 2022, se infectaron debido a la alta transmisibilidad de la variante ómicron y que lo preocupante es que les exijan que se reintegren siete días después, cuando en la práctica siguen dando positivo al virus.

Destacó que se están enfermado al mismo tiempo enfermeras y médicos, incluso ha habido días que se trabaja con menos de la mitad de la fuerza laboral, porque están cayendo como soldados en batalla, además de que el personal esencial carga extremo cansancio por las olas anteriores, tiene secuelas fisiológicas y mentales, y carece de personal de apoyo.

De acuerdo con el reporte del sindicato, en el Hospital Juárez de México se tiene un aproximado de 3 mil trabajadores, de los cuales 23 por ciento, es decir 690, están infectados. Además de que tiene un déficit de 116 plazas. En el Hospital Infantil de México Federico Gómez hay alrededor de 3 mil trabajadores y 15 por ciento, 450, está infectado. Carece de 131 plazas.

En el Hospital General de México Eduardo Liceaga hay 6 mil 400 trabajadores, de los cuales 6 por ciento se ha infectado, es decir 384. Hasta la fecha no hay plazas canceladas por el Insabi. En el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (Iner) existe una planta laboral de 3 mil 650 trabajadores y 365 se han infectado, es decir 10 por ciento. Enfrenta un déficit de 200 plazas.

“Resulta preocupante que el director del Iner, Jorge Salas Hernández, diga que tiene otros datos y solo mencione que hay 100 trabajadores infectados culpabilizándolos de haberse contagiado fuera del ámbito laboral. Estamos hablando de médicos y enfermeras, personal que trabaja en áreas covid y que están expuestos al virus durante toda su jornada”, explicó Óscar Ramos, líder de la sección 16 del Sindicato de Trabajadores del INER.

“Las personas están llegando a hospitalización y aunque dicen que no es tan grave esta variante y que afecta a los no vacunados, lo cierto es que estamos a las puertas de la saturación de servicios. Estamos esperando un repunte en los siguientes días. Necesitamos no solo a los que se han infectado sino también las plazas que canceló el Insabi ante la conclusión de contrato el 31 de diciembre de 2021”, detalló.

El gobierno federal, comentó el dirigente, debe de replantear la estrategia de combate a la pandemia modificando el semáforo y volviendo a proteger a la población vulnerable, mayores de 60 años.

“Está demostrado que muchos médicos y enfermeras quedaron con secuelas, por ello, se está creando el primer programa de rehabilitación de trabajadores post-covid.

“Estamos detectando personal con cansancio y fatiga extrema; con problemas pulmonares y cardiacos. Según las autoridades ya estaban curados. Nada más falso”, afirmó Ramos.

Récord

Los contagios por covid-19 mantienen su ritmo ascendente en el país y en las últimas 24 horas se reportaron 49 mil 343, la cifra más alta en lo que va de la pandemia.

Desde la semana pasada las cifras máximas de contagios se han ido superado: el miércoles 12 de enero se reportaron 44 mil 187 casos, pero el viernes 14 hubo 44 mil 293 y el sábado15 orto récord con 47 mil 113 casos.

Otro signo que muestra una gran capacidad de transmisión del virus es que hay 306 mil 212 personas que presentaron síntomas en los últimos 10 días y que son capaces de seguir propagando la enfermedad.

En tanto, en la mañanera de Palacio, el subsecretario Hugo López-Gatell aseguró que los contagios en la cuarta ola superan 10 veces a los hospitalizados y fallecidos.

La tasa de positividad de la cuarta ola por ómicron es de 56 por ciento y supera a los tres picos anteriores reportados desde el inicio de la pandemia.

La Dirección General de Epidemiología reportó que durante la primera semana de enero, es decir en solo siete días, se acumularon 202 mil 559 casos oficiales confirmados.

“En México hay, por lo menos, 80 millones de infectados. Por un caso confirmado hay más de 30 casos no confirmados. Se debe de multiplicar la cifra oficial de alrededor de 30 mil nuevos casos diarios por 30, estamos hablando de cerca de un millón de infectados diarios”, explicó Alejandro Macías, ex comisionado de influenza en México y catedrático de la Universidad de Guanajuato.

La cuarta ola, con todo y vacunas, ya supera en cantidad, positividad, a las tres olas anteriores debido a que la capacidad de reproducción del virus es muy elevada, añadió Macías, tras destacar que, a pesar de la alta transmisibilidad, las vacunas están cumpliendo con su función de evitar enfermedad grave y la muerte.

ledz