Con el presidente Jair Bolsonaro quejándose por no poder ingresar al estadio, Santos se dio un respiro en su coqueteo con el descenso al vencer este domingo al Gremio de Luiz Felipe Scolari, que no encuentra el camino para salir de la parte baja del Brasileirao.

Wagner Leonardo, en tiempo de descuento, le dio la victoria (1-0) al Peixe de Fábio Carille, la primera desde el 1 de agosto, cuando vencieron por el mismo marcador al colista Chapecoense. Desde aquel juego en Chapecó (sur), los albinegros paulistas acumularon nueve partidos ligueros sin ganar (seis empates, tres derrotas).

Puedes leer: “Selección Mexicana, con bajas para enfrentar a El Salvador”

La anotación del defensor, de 22 años, permitió que Santos (28 unidades) hiciera respetar su casa y le tomara dos puntos de ventaja a Bahia, el equipo mejor posicionado de los últimos cuatro de la tabla, que son las ubicaciones que mandan a la segunda división. Gremio, en tanto, es penúltimo con 23 enteros, aunque tiene dos partidos menos.

El cotejo en Vila Belmiro tuvo ruido político. El presidente Jair Bolsonaro, hincha del Palmeiras, aseguró que no pudo ingresar al estadio por no estar vacunado, una de las exigencias de las autoridades del estado de Sao Paulo para entrar a los recintos deportivos.

“Me dijeron que tengo que estar vacunado. ¿Por qué?”, dijo el mandatario en un video publicado por el portal Metrópoles en el que se le ve sin mascarilla sanitaria. Escéptico de la pandemia, que deja más de 600.000 muertos en Brasil, Bolsonaro no está vacunado contra el covid-19 y ha dicho que será el “último” brasileño en recibir el inmunizante.

[COVD-19] “¿Por qué? Si yo tengo más anticuerpos”: Bolsonaro no pudo ingresar a ver Santos vs Gremio por no estar vacunado.

— ElCanciller.com (@elcancillercom) October 10, 2021